miércoles, 17 de abril de 2013

Spartacus: Final épico, para una serie épica

Un hombre debe aceptar su destino o ser destruido por él.


Voy a echar mucho de menos Spartacus. Las escenas de acción a cámara lenta llenas de sangre, las escenas de sexo, las voces graves de los personajes, la risa de Gannicus, la mirada de loco de Crixus, los discursos de Spartacus,... Todo ha terminado con un final que ha estado a la altura de la serie. Con un capítulo redondo, épico y brutal.

No he podido comentarlo antes por falta de tiempo, pero ya no pienso dejar escapar ni un día más. Tengo que dar mi opinión sobre esta pedazo de serie y lo voy a hacer después del salto.



Spartacus no va a ser recordada por sus guiones, en cuanto a diálogos es un poco simple, pero estaréis de acuerdo conmigo que una serie que se centra en la acción y en la historia épica de un personaje histórico puede permitirse esta carencia. Tampoco quiero decir que sean malos, ¡ni mucho menos! Pero la competencia en la televisión a alcanzado ya niveles tan altos de calidad que al final el espectador es cada vez más exigente en todos los aspectos al ver una serie (y con toda la razón del mundo). Yo me puedo incluir perfectamente en este grupo, ya que cada vez me cuesta más engancharme a series nuevas y si lo hago  generalmente tampoco las encuentro gran cosa, pero Spartacus me enganchó desde el primer momento porque era (y sigue siendo) una serie única. Señaladme una serie que se pueda comparar a Spartacus, una serie histórica con esa brutalidad en imágenes, esa libertad de poner sexo en todas partes, toda esa épica que la envuelve siempre. Yo no la encuentro. Y es precisamente por eso que la voy a echar de menos, y echaré de menos a Breaking Bad y Dexter cuando terminen este año también, porque no voy a ser capaz de encontrar suplentes.

Soy consciente de que Spartacus ha tenido y tiene detractores porque la acusan de serie fácil ya que recurre a escenas de sexo y sangre para tirar adelante una serie de guión flojo. Me parece una serie con diálogos simples, pero no con un guión flojo, ni por asomo, sobretodo en su primera temporada que estaba plagada de todas las intrigas que había en el ludus y nos mostraron la evolución de personajes como Spartacus, Crixus y Oenomaus. Esa temporada nos dejó escenas memorables, para mí, la que más, sin duda fue la que Spartacus tuvo que matar a Varro, su mejor amigo, por el capricho de un niño. Fue una escena tremenda y desgarradora. Es por todas estas razones que opino que la gente que describe la serie tal y como expongo al principio del párrafo o no se a molestado en verla o le importa tres pepinos todo y simplemente quiere ir a contracorriente, te puede gustar o no gustar, pero no me digas que es una serie con guión flojo porque por ahí no paso. La gente que se cree que guión potente es únicamente una serie lenta con discursos eternos que no llevan a ningún lado deben ser los mismos que se les queda enganchada la lengua lamiendo farolas en  pleno invierno.


Entrando ahora a comentar el final hay que reconocerles a los guionistas que le echaron un par de cojones al capítulo. Todos los espectadores sabíamos desde el primer capítulo que Spartacus moría al final, que su revuelta al final no llegaba a buen puerto (los que no lo supieran ya pueden empezar a leer libros y ver cine, porque tienen una carencia cultural severa), pero a la mayoría nos rondaba la duda de si cambiarían la historia, de si quizás hicieran como en Inglourious Basterds y le dieran una patada a la historia. Y yo no sabía que quería, por un lado quería un final valiente que fuera fiel a la historia y por el otro no quería ver morir a los personajes que después de tantos capítulos tanto cariño les había tomado. Al final fue la opción uno y me gustó, ¡vaya que si me gustó! Es el final perfecto para la serie, que tomen nota los guionistas de Lost, así es como se finaliza una serie, siendo fiel y coherente a todo lo que han estado haciendo durante este tiempo y no sacarte trucos de magia baratos de la chistera y tomar por imbécil al espectador. Tengo que reconocer que desde entonces siempre utilizo la expresión de "esto si que es un final y no el de Lost", no puedo evitarlo, fue una de las grandes decepciones de mi vida, lo cual es bastante bueno ahora que lo pienso.

Es curioso pararte a pensar que los tres grandes personajes, Spartacus, Crixus y Gannicus, hayan muerto de la forma más deshonrosa,los dos primeros siendo atacados vilmente por la espalda y el último siendo crucificado. Lo de Spartacus y Crixus puedo digerirlo, porque al menos fue en el campo de batalla, pero lo de Gannicus, mi favorito, me dolió. Si hubiera sido guionista de este capítulo final hubiera optado por hacerle luchar contra todos los soldados que rodeaban a Cesar y justo cuando los hubiese matado a todos y solo quedara Cesar ante él Gannicus cayera al suelo muerto después de todas las heridas recibidas. Con esto dejaríamos a Cesar vivo y a Gannicus muerto de forma legendaria. Lástima que no fuera así.

Estoy seguro que Spartacus con el tiempo se convertirá en una de esas series que siempre tendré en el recuerdo y como referencia y revisionaré en el futuro hasta cansarme.

Por cierto, se rumorea que se está gestando un spin-off sobre Cesar. Como el post ya es muy largo no daré mi opinión al respecto, esperaré a que el anunció se haga oficial, si es que se hace.


Un gladiador no teme a la muerte. La abraza, la acaricia, se la tira.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada