viernes, 17 de junio de 2011

Game of Thrones 1x09: Baelor

Llevaba esperando este capítulo desde el día en que supe que se estaba planteando hacer una serie sobre Canción de Hielo y Fuego y no me han decepcionado, para nada. Nos han dado una jodida obra maestra, que para mí ya forma parte de capítulos inolvidables como el Through the Looking Glass de Lost, The Son de Friday Night Lights, el Modern Warfare de Community y ese hiper tenso Hungry Man de Dexter. Es difícil para mí hacer esta review sin empezar a hablar a saco sobre ese final, un final que tanto si te leíste el libro como si no, no has podido evitar verlo con el pulso acelerado, es más, creo que los que ya sabíamos lo que iba a suceder estábamos más acojonados que los que no. Y es que en esa escena nos convertimos irremediablemente en un Stark más que está contemplando la ejecución del hombre más honorable que ha pisado las tierras de Poniente, Lord Eddard Stark. Pero dejémoslo para más adelante, que siempre me gusta dejar lo mejor para el final.


El capítulo prometía ser épico, excitante y no solo por el destino de Ned, sino por la guerra que se debate por las tierras de El Tridente entre los Lannister, los Stark y los Tully. Nada más empezar vemos a Robb teniendo que tomar su primera decisión importante en esta guerra, acceder o no al trato con Walder Frey para poder pasar al otro lado del rio.
Walder Frey... Qué decir de ese viejo hijo de puta, cabrón, malnacidowefiuhfuebfbfsndqin. Ejem. Perdonad, no puedo evitarlo, si hay alguien que me de verdadero asco en esta historia ese es Walder Frey, siempre, claro, después del psicópata de Joffrey. Por cierto, interpretado por el mismo actor que el conserje Finch de Harry Potter (otro actor más que sale de la saga del mago ya que la salvaje de Invernalia interpreta a Tonks en la saga). Al viejo verde le sobran los hijos (a este tío le hacen falta condones por un tubo) así que se los saca de encima encasquetandoselos a los Stark: un hijo de escudero de Robb, una hija para casarse con él y otro para casarse con Arya. A Robb no le hace gracia tener que ceder ante el trato (madre mía que risa cuando le pregunta a su madre como eran las hijas de Walder...), pero si quiere ganar esta guerra tendrá que acceder.
Mientras tanto, Khal Drogo cae de su caballo por culpa de la herida, que ha empeorado de una forma alarmante. Quien lo iba a decir, con lo pequeña cosa que parecía. Y en seguida brota en el khalasar la desconfianza. Drogo está más muerto que vivo, y una vez muerto, Daenerys no será nadie para los salvajes, así de claro se lo dejan estos. Pero danny no piensa dejar morir a su sol y estrellas y pide ayuda a la bruja Mirri Maz Dur. A los dothrakis no les mola la brujería así que atacan a Danny y Jorah tiene que salir en su defensa. Por si fuera poco tener a Drogo entre la vida y la muerte, a Mirri Maz dur invocando Dios sabe que en esa tienda de campaña (que grima) y a los dothrakis encabronados, va y se pone a dar a luz. Y como nadie se atreve a tocar a Daenerys después de buscar ayuda en la magia negra Jorah decide llevarla ante la maegi. Bufff, esto no puede pintar peor.

En el Muro, por su parte, Jon recibe a Garra como regalo por haber salvado la vida a Mormont, que nos revela que es el padre de Jorah, aunque supongo que todos ya habíais llegado a esa simple conclusión. Lo que seguro que nadie se esperaba es que el ciego maestre Aemon fuera un Targaryen, bisabuelo de Dany para ser exactos. Una pena que estén tan lejos el uno del otro, con la ilusión que les haría conocerse.
Jon tiene que tomar la decisión de partir a ayudar a Robb en su guerra para salvar a su padre o quedarse en el Muro y cumplir su juramento. Recordemos que abandonar el Muro por el motivo que sea conlleva la pena de muerte.


Tyrion se prepara para entrar en batalla, pero antes le pide a Bronn que le busque a una buena prostituta para pasar la noche y le trae a Shae. Aaaah... Shae, Shae, la misteriosa Shae, creo que nos han dejado bastante claro que no es una puta común y de eso Tyrion también se da cuenta. Yo me la imaginaba de otra forma, aunque tampoco me disgusta. gracias a su aparición conocemos más acerca del pasado de nuestro Lannister favorito. Una horrible historia sobre como fue su primer amor: salvando a una campesina de unos violadores, con la que perdió su virginidad y posteriormente se enamoró locamente, para luego, una vez casados a escondidas de su padre este al enterarse le contase que en realidad era una puta que habían pagado para que hiciera el paripé. Y para demostrárselo se la echó a sus soldados para que se la follasen delante de él a cambio de monedas de oro. Quizás Joffrey sea un sádico sin corazón ni cerebro, pero la crueldad de Tywin Lannister puede llegar a ser incluso más temible. ¿Pero a estos Lannister que les pasa? ¿Veían Saw en vez de Pingu de pequeños o qué? Da igual, a mí me encantan.
Después de conocer su pasado con Tysha llega el momento de que Tyrion entre en batalla, pero queda fuera de combate antes. Un recurso por parte de los guionistas para no dejarse dinero en recrear una batalla, puesto que Tyrion en el libro si que entra en combate. Así que si queréis saber como lucha el enano deberéis leer el libro.

Tywin gana la batalla, pero lo que no sabe es que esos 2000 hombres tan solo eran un señuelo de robb para atacar al ejercito de Jaime que asediaba Aguasdulces (hogar de los Tully). Menudo giro de los acontecimientos, volvemos a tener un Lannister capturado por los Stark. Lástima que sea demasiado tarde para hacer un cambio por Ned.

Y llegamos finalmente a LA escena. Nos encontramos en el gran Septo de Baelor, que da nombre al título del capítulo. Baelor fue el rey Targaryen religioso que trajo a los nuevos dioses a Poniente y creo "la iglesia" de desembarco del Rey, donde ahora se ajusticia a Eddard. En el Septo se encuentra todo el populacho reunido (con Arya incluida) para observar el destino de Ned.
Para los que quizás no hayan entendido esta aprte, cuando Ned pasa al lado de un hombre y le dice "Baelor", se lo dice a Yoren, un hombre de la Guardia de la Noche que conocimos muchos capítulos atrás en el Muro. Dice Baelor, porque Arya esta sentada en la estatua de Baelor, dándole a entender que tiene que llevársela.


Ned tiene que tomar una decisión (hoy el capítulo iba sobre tomar decisiones), contar la verdad y morir y poner en peligro a Sansa o decir lo que Cersei quiere oír y ser perdonado. Ned realiza un esfuerzo sobrehumano y miente, miente porque aunque cree en el honor y la verdad por encima de todo, no puede anteponerlo al amor por su familia. Que doloroso momento es escuchar a Ned decir que es un traidor, que conspiró para matar a Joffrey y quedarse la corona, delante del pueblo y de sus hijas. El plan de Cersei era perdonar a Eddard, hacer que vistiera el negro y enviarlo al Muro, para así detener la guerra. pero nadie tubo en cuenta el elemento Joffrey, que pide la cabeza de Eddard Stark. Lo de este niño no es maldad, ni crueldad, es sadismo puro y duro. Solo hace falta ver sus muecas de felicidad.
Todo sucede muy deprisa, Cersei y Sansa piden que se detenga, Joffrey ríe, Yoren intenta taparle la escena a Arya, Ilyn Payne desenvaina Hielo (la propia espada de Ned, para que tenga más delito la cosa), Sansa suplica entre sollozos, silencio, Ned observa el mundo por última vez, sumido en sus pensamientos aguardando el golpe final, ser Ilyn prepara el golpe. Hielo desciende a toda velocidad y reina el silencio. Lord Eddard Stark a muerto.
No sé vosotros, pero a mí está escena me ha superado. Cuando la leí por primera vez no me lo creía, para mí Ned era el protagonista y ¡acababan de cortarle la jodida cabeza! rápidamente miré si habían más capítulos de Ned, pero no, estaba muerto.

Mejor interpretación: De Sean Bean es el capítulo.

Mejor escena: Es evidente.

Mejor frase: "Aprendí a morir hace mucho tiempo" - Eddard Stark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada