jueves, 16 de febrero de 2012

Comentando pelis: Jodaeiye Nader az Simin

Creo que ha quedado bastante patente que esto de comentar una película cada domingo como que no va a ser, no? Sinceramente el problema estaba en que las películas que veía no me producían ganas de hablar de ellas. No soy ningún incendiario que se lo pase bien rajando de pelis que no le han gustado (si he pagado por ellas sí, porque me cabrea), si no me gustan paso de ellas y punto y si no me han parecido gran cosa pues tres cuartos de lo mismo. Por eso mi último "Comentando pelis" hablando sobre Panic Room fue tan pobre y me parece una perdida de tiempo hablar de películas que no me han emocionado (ni para bien ni para mal) así que ha partir de ahora solo hablaré de aquellas que me hayan gustado o que crea que puedan resultar de interés como por ejemplo las que están actualmente en cartelera.

En fin, vamos allá. Esta vez le toca a una película muy especial: Jodaeiye Nader az Simin (Nader y Simin. Una separación)


Yo siempre parto de la premisa de que no existen géneros malos, ni películas de orígenes malos. Por eso no me cierro puertas y veo de todo sin prejuicio alguno, luego si la película resulta ser un bodrio lo achaco a que simplemente la película era una mierda. Todo esto lo digo porque Nader y Simin es una película hecha en Iran, un país actualmente bastante demonizado, con una cultura diferente a la nuestra y del que no estamos nada acostumbrados a ver sus películas (seguro que hay gente que cree que ni siquiera hacen películas).
Lo primero que hacemos al ver el poster es pensar "tiene pinta a muermazo", "tiene pinta a película de estar rayando todo el rato sobre el drama de la guerra y lo mal que se vive ahí bla bla bla", pues no tiene nada que ver con eso así que podemos ir quitándonos los prejuicios. Nader y Simin ganó el pasado Oso de oro a mejor película y el Globo de Oro a mejor película extranjera, muchos pensarán que quizás es un premio político, simplemente para quedar bien y mostrar lo progresistas que son, pero ya sea así o no la película realmente se merece esos premios.
El film aunque se contextualiza en la separación de la pareja protagonista, no centra toda su atención en ello, el eje central de la película es otro que no puedo contar porque lo considero un spoiler (yo vi la película sin saber nada y realmente lo agradezco). Digamos simplemente que ocurre un accidente en que se verán enfrentadas dos familias y se tendrá que averiguar que ocurrió de verdad, quien miente y quien no.
Tengo que admitir que pensaba que me iba a aburrir, accedí a verla por las buenas críticas que estaba recibiendo y voy a tener que sumarme, quizás no es tan maravillosa como muchos la pintan, realmente no creo que sea para tanto, pero merece ser vista por la feroz crítica social que hace. Sobretodo el público occidental se lo pasará mucho mejor que el oriental (creo yo) por esa diferencia cultural que existe, en la película no tratan de forzar esa diferencia, no es su intención mostrarla, para que nos entendamos. Surge de forma natural y creo que ahí radica uno de sus encantos. La verdad es que todos los temas de los que habla la película podrían ser pefectamente trasladados a una película americana por ejemplo, pero se trataría de forma distinta, muchos conflictos personales no aparecerían, por ejemplo el de la mujer religiosa que tiene miedo a mentir.

En resumen, creo que es una película muy interesante y disfrutable de ver, pero tampoco hay que ponerla en un pedestal.

Lo mejor: Que desde que aparece el "conflicto" te tiene atrapado hasta el final y no se te hace nada pesada.

Lo peor: Lo imposible que os va a resultar encontrarla por alguna parte.

Puntuación: 8/10

PD: Mañana si tengo tiempo (que no creo) comentaré The Artist.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada