viernes, 17 de febrero de 2012

Cuando ya no hay limites morales

1 comentario:

  1. Que hijos de puta, aunque las putas no tienen culpa.

    ResponderEliminar