lunes, 28 de mayo de 2012

Reviews GoT: A Man Without Honor

Y yo sigo a lo mío, con mis reviews de GoT. Ahora le toca el turno a al séptimo capítulo de la temporada, que a resultado ser un capítulo 100% Lannister. Y es que pese a quién le pese, los Lannister molan y en este capítulo hemos tenido una buena ración de ellos, incluso Jaime que hacía tanto tiempo que no veíamos ha hecho acto de presencia ¡y menudo acto!


Adoro a esta chica



Para empezar tenemos a Tywin y Arya que siguen maravillandome capítulo tras capítulo. Sinceramente nunca hubiera imaginado que dos personajes tan opuestos tendrían tanta química juntos. Es que es ver cualquiera de sus escenas y me lo paso bomba con sus sarcasmos, sus miradas, sus comentarios con doble sentido. Por favor no quiero que se separen, que hagan un Spin off o una sitcom sobre ellos, ¡pero quiero más! Por otro lado he olvidado comentar en la review anterior lo muchoq ue me gustó que Tywin hablara sobre su padre, un hombre que de tan bueno que era le faltaban al respeto y que casi consigue acabar con el nombre Lannister. De ahí podemos decir que viene gran parte del carácter duro y cruel de Lord Lannister.


Arya y Tywin presentan...

Bran y Rickon consiguen escapar de Theon gracias a la ayuda de Osha y Hodor.  Sin embargo Theon les sigue la pista y no parece que vaya a descansar hasta encontrarlos. La verdad es que como lector hecho de menos a ese par de personajes que necesita urgentemente esta trama y que no voy a desvelar, porque espero que la HBO los introduzca en la tercera temporada. En el campamento de Robb finalmente encontramos movimiento. Alton Lannister llega para hacerle un poco de compañía a su primo Jaime, lo que no sabe es que se va a convertir en la llave para que él pueda escapar. tengo que reconocerlo, incluso yo que me declaro un ferviente fan de Jaime Lannister me he quedado impactado con la escena en que mata a su primo. No sabría decir si me ha gustado o no, ni siquiera podría decir si estoy de acuerdo en que el Jaime de los libros hubiera actuado igual. Jaime es un personaje claroscuro, ¿es posible que llegue hasta el punto de asesinar a su primo a sangre fría para escapar de su jaula? ¿Porque no? Al fin y al cabo arrojó a Bran de la ventana por espiarlos a Cersei y él.
Sin embargo su intento de huida hace enfurecer a Lord Karstark por haber asesinado a su hijo, que estaba de guardia, y clama venganza. Por suerte para él Lady Stark se interpone. Si Jaime muere sus dos hijas (en realidad solo sansa) correrán su misma suerte.

En Qarth las cosas también empiezan a animarse. Nos enteramos que los dragons fueron robados por Pryat Pree y que se encuentran cautivos en la Torre de los Etéreos, así que Danny ya no tiene excusa para no ir. Poco más puedo comentar sobre todo esto, ya que ha sido inventado por la serie, y yo que me alegro, porque toda la trama de Danny en Choque de Reyes es bastante pestiño. Así que bravo a los guionistas por ponerle emoción a una trama tan pobre.



¡Kagebunshin no Jutsu!

La verdad es que este capítulo, aunque más calmado que el anterior, ha estado tan lleno de grandes escenas, que me ha costado mucho decidirme a la hora de tomar las imágenes para la review. Un momentazo que sufrí mucho en su día leyéndolo, fue el florecimiento de nuestra pequeña Sansa. Creo que no podemos llegar a hacernos una idea del mal momento que pasó, no solamente porque su vagina empiece a sangrar, sino por el hecho de que significa que ya puede acostarse con Joffrey. Encuentro totalmente razonable su impulso de destruir aquellas sabanas, y ha sido encantador ver a Shae comprender en un segundo lo que sucedía y ayudarla. Lástima que no haya servido de nada.
Pero es que lo que ha venido a continuación ha sido incluso mejor. La conversación que ha mantenido con Cersei ha sido de lo más interesante. Sansa descubre que el futuro que se imaginaba era solamente un cuento de hadas, que le va a tocar ser esposa de un hombre que no la quiera. Me gusta que Cersei le diga con tanta franqueza que jamás será capaz de amar a Joffrey y que no debería ni molestarse en intentarlo, que se resigne a ser su mujer y amar a los hijos que tenga con él. Esa sinceridad llega a ser hasta demoledora, yo si fuera Sansa haría tiempo que hubiera saltado por la ventana.


Cersei en sus horas bajas

Y luego tenemos otra escena más de Cersei, una con Tyrion en la que vemos a la Cersei más vulnerable que hemos visto hasta la fecha. Stannis y su ejercito engrandecido está cada vez más cerca de Desembarco, un desembarco con un rey loco, sin un ejercito poderoso, sin Tywin Lannister para liderar un contraataque. La tragedia es palpable. Es en este momento cuando necesitan que Joffrey se comporte como el rey que jamás ha sido ni será y Cersei se da cuenta. Ha sido extraño y a la vez placentero escucharla hablar de esa amnera sobre su hijo. reconoce que es despiadado y que disfruta la crueldad e incluso se pregunta si será su castigo por sus relaciones incestuosas. Pero más raro aún ha sido ver a Tyrion consolarla. Un diez para esta escena.

De mientras, en el Norte, Ygritte y Jon siguen su periplo entre las montañas nevadas. Jon, que nunca ha estado con una mujer es incapaz de seguirle el juego a Ygritte y sus escenas se convierten en mortalmente tronchantes. ah, y finalmente conseguimos oír la frase que todos los lectores esperábamos oír... 


"You know nothing, Jon Snow"

Y para acabar la escena desgarradora con la que han cerrado el capítulo. Los cuerpos carbonizados de Bran y Rickon. Theon ha decido que esta temporada quiere robarle el título de personaje más odiado a Joffrey y la verdad es que está consiguiendo muchos números. Pero si queréis que hable con franqueza, nunca he odiado a Theon, creo que es uno de los personajes más perdidos de toda la historia y de los más incomprendidos. A mí me despierta lástima, su futuro no podría pintar peor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada