domingo, 30 de enero de 2011

The Son

BRUTAL. Con esa palabra calificaría yo The Son, el último capítulo que he visto hasta ahora de Friday Night Lights.

Ya comenté la otra vez lo fascinado que estaba por el personaje de Matt Saracen, un chico con mucha mala suerte en la vida con el que no puedes evitar sentirte identificado en algún momento. Y vaya que si tiene mala suerte, en The Son pierde a su padre siendo brutalmente asesinado en Iraq. Zach Gilford, el actor que lo interpreta, hace una demostración espectacular de lo que es de verdad actuar que ríete tú de los nominados a los Oscar.

Pero lo que más me ha gustado del capítulo, que en verdad me ha gustado absolutamente todo, es el realismo con que lo han tocado todo, sin forzar el llanto de los personajes y sin melancolías agobiantes. Las escenas han fluido como si de agua se tratara para desembocar en una de las escenas más agresivas dramaticamente que he visto: Matt Saracen coge la pala de uno de los enterradores y empieza a echar tierra encima del ataúd de su padre con una magnífica banda sonora de fondo. Y todo sin diálogo y con Julie, su novia, mirando sin saber que hacer.
Joder aún tengo los pelos como escarpias.



Para mí esta serie ya está entre las grandes. Por cierto, antes de que me enganchara a la serie recuerdo que el año pasado la revista Time publicó su Top Ten de los mejores capítulos de la temporada de series, The Son era el nº 1, por aquel entonces no entendía como una serie de la que nadie hablaba podía estar en aquel lugar, por encima de capítulos de otras más prestigiosas como Mad Men. Ahora ya lo entiendo.

En fin, voy a seguir chutandome por vena la serie, que ya me queda poco para acabar.

Clear eyes, full hearts, CAN'T LOSE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada