viernes, 30 de mayo de 2014

Tatiana Maslany, la chica clon


En el TOP Series del año pasado se coló una serie bastante desconocida por la mayoría, Orphan Black. Se trata de un thriller de ciencia ficción de la BBC America en que una chica huérfana presencia el suicidio de una chica idéntica a ella y que tras investigar sobre ella descubre que es un clon, que existen más y que hay alguien que se está encargando de matarlas a todas. Este post no está dedicado a la serie sino a la actriz protagonista de la serie, Tatiana Maslany.


No acostumbro a dedicar entradas enteras a actores, pero este es un caso excepcional que lo merece. Si ya de por si es difícil interpretar un papel dramático en una serie de televisión imaginad lo que debe ser interpretar a más de 4 a la vez. Y es que aunque se trate de clones, poco tiene que ver una con otra. Cada clon tiene una personalidad muy diferente al de cualquier otro, acentos diferentes, maneras de hablar distintas e incluso gestos propios, y Tatiana consigue que sintamos esa diferencia en todos. Ese, para mí, es el mayor logro de la serie, que Tatiana consiga que nos olvidemos que es la misma actriz interpretando otro papel es increíble y os garantizo que consigue ese efecto. Cuando a veces en las recogidas de premios o en las convenciones sólo veo a Tatiana, por un momento pienso "¿Dónde están las demás?" y es que casi parece que sean interpretadas por actrices diferentes con parecidos razonables.


También tiene mucho merito que incluso cuando cada una de ellas intentan pasar desapercibidas haciendo ver que son quien no son, seas capaz aún así de identificarlas al instante. Como ya he dicho cada personaje tiene su sello, su forma de hablar, su forma de mirar, sus gestos, etc. Soy consciente que me repito, pero no salgo de mi asombro que haya alguien capaz de interpretar tantos papeles al mismo tiempo, tan diferentes y que nos lo creamos.


Se me ocurren muchas películas sobre clones, pero en la gran mayoría esos clones eran copias exactas. La único diferencia que solía haber era que uno era malvado y el otro no, pero en este caso hay como 8 totalmente opuestos. Casi que me parece un logro también por parte de los guionistas lograr crear a personajes con diversos con personalidades tan distintas y que consigan cooperar entre si.

También hay otro detalle que no estoy comentando, el rodaje. Si ya es extraño de por si tener que estar actuando manteniendo una conversación con alguien que en verdad no está allí (es bastante complicado, lo he hecho), imaginad lo que debe ser tener luego que tomar el otro rol y hablar con otro tú. Debe ser un ejercicio mental agotador. La verdad no sé como no ha acabado con trastorno de personalidad.


Me gustaría poder decir que le auguro un futuro con mucho éxito, pero desgraciadamente la crítica no suele premiar éste tipo de actuaciones. Lo cual me da mucha rabia porque creo que lo que ella consigue tiene mucho más merito que poner caras de oler mierda constantemente o ponerse a gritar y llorar cada vez que te enfoca la camara, pero el mundillo es así. De momento espero verla dos o tres años más en Orphan Black, pero si los productores de cine son inteligentes deberían empezar a ficharla lo antes posible. Me la imagino protagonizando una película de Nolan y ya flipo.

La serie en si, es bastante buena, especialmente si te gustan los thrillers con toques de ciencia ficción o el tema de los clones. Es muy ligera de ver ya que avanza de forma muy rápida, no se estanca en misterios que duren temporadas enteras, los capítulos están repletos de acción y no suele tener escenas lentas (que por otro lado no tengo nada en contra de ellas). Además, ahora a mitad de segunda temporada puedo decir que la serie va de menos a más.
Así que si ahora que llegan vacaciones estabais buscando alguna recomendación aquí tenéis la mía.

PD: Sí, y está muy buena.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada