viernes, 29 de octubre de 2010

Inocencia

Me encontraba esta mañana leyendo en el comedor cuando de repente se han empezado a oír gritos de niños. Por su tono excesivamente agudo deduje que eran un par de críos, un chico y una chica, de apenas siete años. Estaban peleándose chillándose "¡Tú!" "¡No, tú!" "¡TÚ!" cuando de pronto el chico decide subir de nivel respondiendo "¡Tú, so puta!". Curiosamente a partir de ese momento reinó el silencio.
No puedo evitar imaginarme la cara de incertidumbre de la chiquilla, pero sobretodo la de sorpresa de la madre.

Ay, dulce inocencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada