viernes, 3 de octubre de 2014

Review One Piece 762: La Ciudad Blanca


Después de un verano desaparecido me dispongo a retomar las reviews de One Piece. Hasta hoy me ha sido imposible continuarlas porque he estado fuera de casa y sin Wi-Fi así que decidí dejarle el encargo a SKR. Hizo lo que pudo, pero a él también le acabó por resultar imposible seguirlas por motivos de falta de tiempo. Pero este blog sigue y por lo tanto también sus reviews.
En este capítulo empezamos a ver el tan esperado pasado de Law. Su flashback cumple con la regla de One Piece, muerte y traumatizante a más no poder. Ha seguido tan a rajatabla la norma que mucha gente ha decidido sacar a pasear su gilipollez y exclamar por internet que Law sería el próximo nakama. Hay tantos motivos por los que Law es imposible que se convierta en parte de la tripulación que no sabría ni por dónde empezar, pero los dos con más peso son bien simples:
1- La tripulación ya tiene un médico y dos espadachines.
2- Su fuerza está a la altura de Luffy y su fruta no puede estar más overpowered. Su presencia haría sombra a toda la tripulación.

Y luego está el pequeño detalle de que LAW ES YA CAPITÁN DE UNA PUTA TRIPULACIÓN  y eso significaría disolverla y decirle a todos sus nakamas que se fueran para casa. Creo que es extremadamente obvio que Law se va a convertir en la primera tripulación aliada con los Mugiwaras y que en un futuro volverán a colaborar para derrocar un Yonkou o incluso para librar una guerra contra el Gobierno Mundial. Todo lo demás son fantasias de fans que prestan poca atención a la historia. 


Vayamos ahora a lo interesante, a comentar el flashback. Lo cierto es que a pasar de la cantidad de páginas que se han gastado para explicar el tema de la enfermedad de Law me ha parecido de lo más interesante, en especial porque creo que eso va a tener importancia más adelante. Repasemos en que consiste esa enfermedad:

Nos explican que en el País de Flevance se descubrió bajo tierra el Plomo Ámbar y que el país empezó a prosperar y a enriquecerse gracias al comercio de dicho material. Un día descubrieron que el Plomo Ámbar era tóxico cuando se llevaba mucho tiempo expuesto a dicho material, pero el Gobierno Mundial y la Familia Real del país decidieron mantenerlo en secreto por los grandes beneficios que daban. Hasta que llego un día en que ya fue demasiado tarde y la gente de Flevance empezó a padecer la enfermedad. Lo peor de la enfermedad es que era hereditaria y a pesar de no ser contagiosa los hijos de las personas que habían padecido esa enfermedad también la contraían y acortaban drasticamente su vida hasta que finalmente llegaban a una generación en la que el niño moría a los pocos años de nacer. El mundo entró en pánico y temiendo que la enfermedad fuese contagiosa pusieron a Flevance en quarentena, para posteriormente ser exterminados por orden del Gobierno Mundial.



La enfermedad del Plomo Ámbar me parece temible, tan temible que se me ha pasado por la cabeza que alguien pueda llegar a usarla como arma. Durante el capítulo vemos a Doflamingo leyendo un libro sobre Flevance, ¿podría ser que Mingo estuviera interesado por aquel entonces en el Plomo Ámbar? Me juego el cuello a que sí.
Por otro lado también me ha llamado mucho la atención que Oda nos salga ahora en One Piece con una enfermedad así justamente cuando el Ébola vuelve a ser un tema de actualidad. Obviamente es casualidad, pero acojona.

Dejando atrás el tema de la enfermedad u ciñéndome en el flashback en sí me ha sorprendido la crudeza del mismo. Es la primera vez que vemos morir a niños en One Piece de esta forma. Obviamente a lo largo de la serie han muerto varios, pero nunca nos lo había mostrado tan explícitamente. Es algo que personalmente celebro, porque muestra madurez en la historia.


Centrandome ahora en la banda de Doflamingo es curioso ver lo mal que les ha sentado a todos el paso de los años. Y sobretodo llama mucho la atención el cambio radical del Señor Pink, pasando de tío elegante al estilo Sanji a... No sé como describir lo que es ahora. También vemos a Dellinger cuando era tan solo un bebé, pero lo que más me ha llamado la atención ha sido un detalle absurdo en la primera escena del capítulo. Ver a Trébol sentado justo al lado de Doflamingo presidiendo la mesa me ha descolocado mucho, más que nada porque en teoría debería ser el lugar de su hermano, Corazón. Por el momento no comentaré nada más sobre eso, pero Oda es un autor que cuida todos los detalles de su obra.

Para terminar sólo queda comentar la escena con la que se despide el capítulo, Law apuñalando a Corazón. Obviamente Corazón no ha muerto, al fin y al cabo tiene la Ope Ope no mi, pero hace que crezcan mis ganas por conocer por fin como fue la relación de Law con Cora-san. Aunque para ello deberemos esperar a la segunda parte del flashback que pinta ser incluso mejor que la de esta semana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada